Aunque estoy orientado hacia la naturaleza (excursiones, viajes…) vivo en una ciudad y es allí donde, al cabo del año, paso más horas. A menudo llevo la cámara compacta cuando pateo la calle de camino al supermercado o cumpliendo otros quehaceres cotidianos. Tras treinta años habitando el mismo barrio (Ciutat Vella, Barcelona) y un igualmente largo propósito de superación, ya son pocas las veces en que encuentro algo fotográficamente apetecible. Y cuando lo hallo, no siempre estoy convencido de que lo que a mí me hace gracia se la haga a la mayoría de gente. Pero, en fin, resulta difícil ser, al mismo tiempo original (dentro de mis limitaciones) y universal.

Cámara compacta Canon G1X Mark II, a pulso. Iso:100 Exposición (v):1/2000 de segundo. Apertura (f):4.5

Salvador Solé Soriano

En fotored desde 22/10/2011

Ficha personal
  • No me hubiera fijado en esta foto más Allá del contraste entre el naranja y las sombras. Pero ello no me impide que es una foto muy digna con una gran edición
  • Eres muy amable, Miguel Ángel. Realmente es de esas fotos que pueden dejar frío porque, aunque esté correctamente realizada, el tema no es de los que emocinan, en general...
  • hace 1 año
    José Biedma López
    Tiene su gracia. Te tocó la Musa caprichosa. Tú déjate acariciar por la hija de Mneme. Expresionismo abstracto.
    • Salvador Solé Soriano :hace 1 año Ya tiene mérito sacarle tanta punta a una foto que, en realidad, está inspirada por la musa de la desesperación creativa; esa señorita imaginaria que no soporta ya más postales y se lanza ha hacer cosas muy discutibles con tal de que no sean las de siempre. Gracias por comentar, José.
  • hace 1 año
    Dolores Salvador D.
    A mi con algunas sombras es como las nubes, te abren un mundo de imaginación y un juego de intentar haber a que se parece, aparte un manillar de moto. Y esta consigue hacer que entre en el juego.Me gusta.
    • Salvador Solé Soriano :hace 1 año A mí me recuerda la cabeza de un marciano (versión libre). Gracias por comentar, Dora.