FotoRed comparte, aprende y disfruta de la fotografía

Definitivamente, el ensayo de Tanizaki (http://anthropotopia.blogspot.com.es/2013/04/bellas-tinieblas.html) sobre la belleza de las sombras en la cultura oriental ha cambiado para siempre mi percepción de las tinieblas y de su valor estético. La araña puede ser del género Pardosa, ya me lo confirmarán los expertos. La foto está tomada en el pantano del Gudalmena, el 13 de abril de 2013.

--- Cámara:PENTAX Modelo:PENTAX K200D Iso:100 Exposición (v):1/350 segundos Apertura (f):6.7 ---

Etiquetas automáticas generadas por Fotored:
#formacion #geologia #organismo #rock

José Biedma López

En fotored desde 15/03/2012

Ficha personal
  • hace 7 años
    Salvador Solé Soriano
    Es el mismo error; posicionarse del lado de la sombra que del lado de la luz. Ambas están en el mundo y son parte del mismo fenómeno. Tanizaki se cae por un extremo (su apuesta por la invisibilidad de la mujer japonesa es la misoginia echa elegancia) y occidente - qué duda cabe - se cae por todos los extremos que encuentra... Eso aparte, nunca entendí que las sombras estuviesen de más en una foto, siempre que sumasen (sentido, detalle, textura, ambiente...) en vez de restar. La sombra puede actuar como vacío (otro concepto que los orientales han desarrollado hasta el delirio), lo cual también es muy recomendable en multitud de casos (que no en todos). Tu araña se deforma un poco por el lado de la sombra ya que ésta confunde levemente su anatomía pero es un fenómeno perfectamente natural y tolerable. La sombra que más me gusta es la que sustrae un buen trozo por abajo y la izquierda, centrando la atención en el resto del encuadre. Me gusta.
    • José Biedma López :hace 7 años Bueno, las féminas reclaman visibilidad, tras siglos de condena a las sombras, ¡y están en todo su derecho! He aquí una humilde contribución en favor de la restauración visible de las sabias: http://josebiedma.aprenderapensar.net/2013/05/06/la-primera-feminista/ Pero, el verdadero derecho debería ser el de poder hacerse visible, ¡o invisible!, a voluntad. En cualquier caso, como este servidor suyo, algunas filósofas preferirán seguir la máxima de Epicuro: 'Vive oculta', o en la sombra, que no es lo mismo que "a la sombra". Si nos dejamos ver demasiado, seguro que puede aumentar el número de nuestros amigos (es el caso), pero tbn. el de nuestros enemigos (es seguro), no hay más que observar las estrategias de camuflaje de las bestias... Gracias por tu amable atención.