Existen cuatro especies de eideres, los patos árticos por antonomasia, birguerías de la madre naturaleza difíciles de ver si no te arrimas hacia le polo norte. Eso es lo que hice en Barrow (Alaska) en Junio del 2008 cuando me cupo la satisfacción de ver esas cuatro especies en un mismo día, experiencia religiosa para cualquier ornitólogo de afición planetaria. En la foto os muestro un macho de Eider real (Somateria espectabilis) cuya combinación de formas y colores, como si de un coche deportivo tuneado se tratase, justifica la foto, por lo demás, meramente documental. No siendo una especie excesivamente desconfiada, mi aproximación en cuclillas por la tundra me permitió inmortalizarla.

Cámara Nikon D300 con objetivo Sigma 150-500mms. f:6.3 a pulso.

Salvador Solé Soriano

En fotored desde 22/10/2011

Ficha personal
  • hace 7 años
    Alberto Arcos Hurtado
    Siempre sorprendente el colorido y las formas caprichosas de las diferentes especies que nos brinda la Naturaleza.