FotoRed comparte, aprende y disfruta de la fotografía

En la costa tailandesa del Océano Índico se hallan las famosas islas calizas de Ko Phi Phi. Allí llegamos, pasada la media tarde, un día nublado y desapacible. La luz declinaba y debíamos alcanzar una zona concreta del archipiélago si queríamos tener la oportunidad de ver el Rabihorcado chico (Fregata ariel). Contratamos rápidamente a uno de los muchos barqueros de la isla principal (Ko Phi Phi Don) y salimos zumbando mar adentro. Las olas han socavado la base de estas formaciones (quizás antiguas colinas) tallándolas con acantilados por todas partes. El cielo tenía una pinta poco amistosa y - debido a la meteorología - los Rabihorcados se habían desplazado un tanto de su lugar de vuelo habitual. Todavía hubo suerte de ver algunos y regresar a puerto bajo el chaparrón. La foto está tomada en el trayecto de ida.

Cámara Canon EOS 20D con objetivo Sigma 10-22mms., a pulso desde embarcación. Iso:200 Exposición (v):1/80 segundos Apertura (f):5.6

Salvador Solé Soriano

En fotored desde 22/10/2011

Ficha personal
  • hace 8 años
    Jose Alvarez gándara
    Una toma con mucha fuerza, me alegro de que al final encontraras. Que buscabas. Un saludo.
  • hace 8 años
    marta Liber
    Salir con ese tormentón en una barcaza lo veo más que arriesgado. La foto está muy buena, dramática y las flores en la proa adornan mis miedos. No se si felicitar tu audacia. Un abrazo.
    • Salvador Solé Soriano :hace 8 años Hasta al más tonto le gustaría pasar por audaz marinero pero, como decimos acá "Menos lobos, Caperucita"; el mar - ya lo ves - estaba tranquilo y, en cualquier caso, de haber existido algún riesgo, el barquero, experto en lo que toca a meteorología (por exigencias del oficio) se hubiese negado a salir. O, como mínimo, hubiese subido mucho el precio (nos cobró la tarifa normal). No soy persona prudente aunque me temo que, en este caso, mi temeridad tuvo poco que ver. Gracias, Marta por tu amable comentario.
  • hace 8 años
    Alberto Arcos Hurtado
    Preciosa toma... un juego de colores, ese mar y ese cielo estupendo, con el pequeño detalle colorista de la barcaza. Me gusta!