Por si os interesan los marsupiales diprodontos de la familia Phalangeridae, aquí os saluda la Zarigüeya asutralina (Trichosurus vulpecula), un mamífero nocturno. El cuerpo mide hasta 58 cm y la cola alcanza los 40 cm, aunque puede ser bastante más pequeño (35 cm y 25 cm respectivamente). Es un animalico arborícola y solitario que se ha adaptado a los entornos humanizados; un estupendo recurso de supervivencia. Se trata de una especie endémica de Australia que necesita, sí o sí, bosques y arboledas. Es básicamente vegetariano y se come incluso la corteza de los árboles, aunque a veces le da por despacharse el pollo de algún ave. Su cola es prensil y por eso tiene la cara inferior pelada. Esta es una de esas escasas fotos en que utilizo el flash, cosa que sucede cuando no hay más remedio; eran las tantas de la noche y no había ninguna fuente de luz natural. He dejado la arañita (tan fácil de eliminar en la edición) porque me pareció bien que la imagen tuviese un segundo sujeto; aunque su tamaño sea ínfimo, no pasa desapercibido.

Cámara Nikon D7100 con objetivo Sigma 150-600 mms. f: 5.0 - 6.3 (Contemporary) trípode y el flash incorporado de la cámara. Iso:500 Exposición (v):1/160 de segundo. Apertura (f):5

Salvador Solé Soriano

En fotored desde 22/10/2011

Ficha personal
  • hace 1 año
    Dolores Salvador D.
    Bien por el segundo pasajero, que decir, magnífica foto y otra cosa pendiente por mi parte, el flash. Pero tú, dominas. 
    • Salvador Solé Soriano :hace 1 año Yo no se nada del uso del flash; es un recurso que empleo muy de tarde en tarde, en automático, y cuyos resultados (luz artificial muy plana, con sombras "pegadas") no me gustan. Lo justifico para retratar animales nocturnos como este, pero solo cuando no queda más remedio. Incluso los búhos procuro retratarlos de día. Te agradezco el comentario, Dora.
  • De alguna manera, la arañita aporta espontaneidad a la toma y esa rama verde que no logra ocultar a la zarigüeya nos dice el tipo de vegetación que en ese momento ocupa y que a simple vista, me recuerda un poco al tipo de hoja del abeto, aunque no se si por aquellas antípodas se da este tipo de conifera
    • Salvador Solé Soriano :hace 1 año Creo que el árbol donde está la zarigüeya es alguna especie de acacia australiana. En ese continente, si hay algún abeto será en jardines botánicos y sitios parecidos. Gracias por comentar, Txema.
  • Es una toma con mucha dificultad y está todo en sus sitio. Muy curiosa la zarigüeya con esa rama y la arañita que da idea de su magnitud. Enhorabuena!
    • Salvador Solé Soriano :hace 1 año Sí que resultó difícil; muy raramente uso el flash y no lo domino en absoluto, pero pude hacer un disparo anterior y ajustar la compensación de la exposición. Aunque lo vimos bien pocas veces, este es un bicho común (como aquí las ardillas si las ardillas fuesen nocturnas). Gracias por tu amable comentario, Miguel Ángel.
  • El flash le da un aspecto como de disecado, esa es mi sensación. El marsupial es precioso y el hecho de fotografiarlo en libertad y en condiciones de oscuridad hace que la foto tenga un valor extra. La araña nos aporta dimensiones sobre el tamaño de la protagonista.
    • Salvador Solé Soriano :hace 1 año Sí, nadie ha dicho que el flash de la cámara (incorporado) sea el recurso adecuado para conseguir buenas fotos. Con dos o tres flashes ubicados estratégicamente se consigue, algo más de volumen y paliar un poco ese efecto de bicho-en-vitrina, pero la verdad es que incluso las mejores fotos de fauna nocturna que veo, hechas con flash (ganadoras de concursos) tienen ese aire naftalina. El flash de relleno es otro rollo pues, bien administrado, puede pasar totalmente desapercibido, pero en este tipo de fotografías de fauna nocturna, aunque montes un estudio al aire libre, foto-trampeo y lo que quieras, nunca me convence el resultado. Curro; mucho, efecto; triste. Gracias por comentar, Mª Jesús.  
  • Llevas mucha razón, Salvador. Tuve la oportunidad de asistir, hace unos años, a una sesión nocturna de fotografiar a ginetas con varios flash que se disperaban automáticamente mediante barreras de infrarrojos que detectaban el movimiento y con un flash en la parte trasera para que el fondo apareciera iluminado. Fue emocionante verlas acercarse atraídas por un reclamo. Las fotos así realizadas suavizan esa sensación de "en vitrina"y dan más un volumen del sujeto. Está claro que  más medios técnicos contribuyen en favor de una mejor toma en estas condiciones nocturnas.
  • Aunque dices que es frecuente, hacer  una foto asi de un anumal nocturno siempre es un lujo
    • Salvador Solé Soriano :hace 1 año Sí, Lucas, en cincuenta días lo vi tres veces; una sacando la cabeza en una caja-nido, otra a 20 m de altura tapado por las hojas del árbol (y durmiendo) y esta tercera ocasión en que estaba activo porque era de noche. Gracias por tu amable comentario.