Navegando por el río Madre de Dios, que atraviesa el P.N. Manu (Perú) se puede encontrar esta simpática especie de Chotacabras. No es que el Añapero blanco (Chordeiles rupestris) haga bromas ni se interese por la salud del viajero pero tiene la amable costumbre de dejarse ver a plena luz del día, en despejadas islas fluviales y - tras una experta aproximación a cargo de los barqueros - admite ser retratado en grupo. Su color, más claro de lo que resulta habitual en los chotacabras, le sirve para camuflarse entre los guijarros de las orillas. Claro que el mimetismo es menos efectivo cuando se suben a ramas de árboles muertos como ésta.

Cámara Nikon D300 con objetivo Sigma 150-500 mms. f:6.3 a pulso desde embarcación.

Salvador Solé Soriano

En fotored desde 22/10/2011

Ficha personal
  • hace 7 años
    Luis Manso
    Parece una escuadrilla a punto de despegar. Me gusta
  • hace 7 años
    Alberto Arcos Hurtado
    Es una fotografía muy buena. Parecen todos agrupados a punto de en cualquier momento lanzarse al vuelo. Curioso el desenfoque de los individuos más cercanos en el plano... Saludos
  • hace 7 años
    José Arcos Aguilar
    Quizá un pelín más de profundida de campo le hubiense venido bien para sacar unos cuantos más enfocados, pero la formación es estupenda.