FotoRed comparte, aprende y disfruta de la fotografía

Este pajarillo de matorral es un ave social que se desplaza en ruidosos grupos familiares buscando insectos y otros invertebrados en el interior de arbustos y árboles bajos. Habita entornos semi-áridos con árbolado (no bosques densos), sabanas, laderas de montañas semi-peladas… Desde 0 a 1400 m.s.n.m. Tiene tres núcleos de población bien diferenciados; uno en el este de Brasil, otro en el S.O. con Bolivia, Paraguay y norte de Argetina y un tercero en el norte de Perú y extremo sur de Ecuador. De punta de pico a punta de cola mide entre 16 y 17 cm. Machos y hembras presentan el mismo aspecto (ausencia de dimorfismo sexual). Los jovenes crecidos ayudan a los padres a sacar adelante los pollos de la segunda puesta; una estrategia muy útil para la supervivencia. Puesto que tolera la devastación humana que implica la agricultura no intensiva, la conversión de bosques en zonas de vegetación a medio crecer y aprovecha los rebrotes tras los incendios, por ahora no parece que tenga problemas de conservación. Retratarlo no es fácil debido a que se mueve dentro de la espesura, aunque no es raro que baje al suelo. No subo esta toma por la espectacularidad del bicho - cuyo aspecto es modesto - si no porque esa pareja “cruzada” tiene cierta gracia coreográfica.

Cámara Nikon D500 con objetivo Sigma 150-600 mms. f: 5.0 - 6.3 (Sport) a pulso. Iso:400 Exposición (v):1/250 de segundo. Apertura (f):6.3

Salvador Solé Soriano

En fotored desde 22/10/2011

Ficha personal
  • hace 1 año
    Alicia Díaz
    Cuando veo a los pajarillos moverse entre los matorrales me doy cuenta que tener un objetivo de sólo 200mm no es el único inconveniente ; se mueven y esconden entre las ramas sin dar tiempo ni a mirar... El pájaro está impecable, ese ojo claro y brillante atrae la atención, y de acuerdo contigo en que la composición con el ejemplar del segundo plano que se cruza de manera simétrica le da su punto. Bien resuelta, desde luego.
    • Salvador Solé Soriano :hace 1 año Bueno, ya ves que otra vez se interpone una rama; no es casualidad, cualquiera se siente más segur@ tras algún tipo de obstáculo. Por otro lado, a base de práctica interpretas el comportamiento de las aves y puedes llegarlo a predecir, al menos en parte. Muchas gracias por tu amable comentario, Alicia.
  • Foto muy complicada de capturar y además muestra a los dos en posturas contrapuestas. La composición está muy lograda. El verde del fondo añade un contrapunto interesante, al igual que la marca en la cabeza. En cuanto a la modestia del pájaro, es una especie que desconocía y por lo que cuentas no debe ser fácil capturarlo
    • Salvador Solé Soriano :hace 1 año Ya sabes que este tipo de fotos consiste en pescar la oportunidad cuando se presenta y no meter la pata, dejándola pasar. También es verdad que si en un viaje de 40 días dedicas un promedio de 10 horas diarias a ver y retratar aves (descuenta largos viajes en coche para ir de un lado a otro) por narices que surgen oportunidades. Mil gracias por tu comentario, Miguel Ángel.